septiembre 21, 2017

Robótica, ¿por dónde empezar? Los mejores kits para iniciarse

La robótica es una materia que a muchos les da auténtico pánico. Piensan en las grandes fábricas, en esos monstruos de metal capaces de realizar decenas de operaciones por minuto perfectamente sincronizadas y con el máximo detalle, o en los vehículos autónomos ‘robotizados’. Nada más lejos de la realidad, la robótica está al alcance de cualquiera y sólo hay que saber dónde mirar, qué productos comprar y cómo divertirse.

Para dar unos primeros pasos en la robótica no tenemos que irnos muy lejos ni tampoco gastarnos mucho dinero. Existen kits de iniciación que son perfectos para la introducción en este mundo, tanto a modo particular en nuestros hogares como dentro de las aulas. ¿Cuáles son? ¡Sigue leyendo para descubrirlos!

Makeblock, la robótica ‘open-source’

Hermanada con Arduino, la plataforma Makeblock nace para hacer de la robótica una materia tremendamente sencilla. Sigue la filosofía open-source y uno de sus grandes valores es el potencial de la comunidad y la cantidad de elementos disponibles, así como también su precio con tintes económicos. Como notas positivas su compatibilidad con lenguajes muy conocidos y ampliamente utilizados como Scratch, entre muchos otros.

En la web oficial encontramos el contenido completo para iniciarse con Makeblock, incluyendo todo tipo de guías y tutoriales paso-a-paso para hacer los primeros proyectos. En su tienda online están los materiales y kits necesarios (incluyendo mBot, un kit educativo por 75 dólares) así como todo tipo de accesorios y periféricos relacionados con la plataforma. Todo lo demás, a un golpe de Google.

LEGO WeDo, un clásico entre los clásicos

Aunque no lo parezca, LEGO lleva muchos años en esto de la robótica y de hecho fueron pioneros con los Mindstorms que todo el mundo conoce. Sin embargo, para un nivel inferior y más joven, LEGO WeDo supone la primera piedra en el mundo de la robótica por parte de la compañía nórdica.

En la web oficial está toda la información, y si quieres hacerte con uno lo mejor será que acudas a tu distribuidor más cercano.

Diseñado para edades a partir de los 7 años y con mucho material pensado para incluir WeDo en el aula, se compone te un par de kits con motor, sensor de distancia y sensor de inclinación, que utilizándolos de forma simultánea abren la puerta a docenas de proyectos. Una noria, un cocodrilo o incluso vehículos pueden crearse fácilmente con la ayuda del kit básico y un puñado de piezas estándar de LEGO. Una vez domines la plataforma se abre un mundo de posibilidades que, si bien es cierto es más limitado que el de otros productos, es de los pocos productivos en edades tempranas.

bq Zum Kit

bq nació en España como una compañía que diseñaba libros electrónicos, los fabricaba en china y luego los volvía a traer para venderlos en nuestro país. Tras los libros electrónicos probaron con tabletas y teléfonos inteligentes Android, y desde hace un tiempo están probando en el mundo de la educación. Entre otros proyectos, bq Zum Kit es la plataforma elegida para ser el centro de su robótica, dentro del ecosistema de impresoras 3D y lenguaje de programación que en este tiempo han ideado.

Con bq Zum podremos crear nuestros propios robots similares a los PrintBot, gracias a la placa propia (pero basada en Arduino), al lenguaje Bitbloq y a los elementos incluidos (múltiples sensores, ruedas, tornillería, étc.), todo diseñado y preparado para seguir las instrucciones y terminar con el pequeño robot funcionando. Lo bueno, que la guía paso-a-paso hará que no nos perdamos en el proceso; lo malo, que es precisamente un kit tremendamente cerrado que salvo por un par de detalles cosméticos no aporta nada de creatividad.

littleBits, la electrónica hecha fácil y bonita

littleBits está más cerca de ser una introducción a la electrónica, pero que por supuesto tiene en la robótica buena parte del interés. Una plataforma compuesta por decenas de elementos que se unen mediante imanes, y en los que para construir un proyecto no se requiere nada más que nuestras manos, un ordenador y una buena dosis de ideas.

littleBits no sólo es bonito, también muy útil yrápido de poner en marcha. De nuevo, como en Makeblocks, nos encontramos con un enorme soporte de la comunidad que propone cientos de proyectos perfectamente explicados en la web tanto en la guía con los pasos a realizar como en los elementos necesarios. Por ejemplo este despertador que se activa según la luz del sol nos puede dar una idea de lo fácil que es poner en marcha un proyecto. Respecto al precio lo mejor es echarle un vistazo a la tienda oficial donde están disponibles kits de lo más variopinto, con opciones que empiezan en 99 dólares para el más básico hasta los 4.999 del kit más completo pensado para implantar en el aula.

LEGO Mindstorms EV3, lo último de la saga más conocida

Decíamos antes que LEGO lleva muchos años en esto de la robótica y la educación. Concretamente, desde 1998 cuando lanzaron RCX, el precursor de los que más tarde se llamarían Mindstorms. Su último lanzamiento data de 2013 y se llama LEGO Mindstorms EV3, más completo, potente y con muchas más posibilidades que sus predecesores.

Destinados a edades ya algo maduras, típicamente a partir de los 10 años, Mindstorms EV3 permite crear robots muy atractivos con apariencias muy ‘futuristas’, que siempre gustan. Para ello deberemos seguir las respectivas guías paso-a-paso y típicas en LEGO, y que incluyen desde un lenguaje de programación propio hasta compatibilidad también con otros sistemas. Mindstorms es para muchos el primer paso en la robótica más seria, sin olvidar toda la labor de las First LEGO League que se celebran por todo el mundo, incluyendo España, y a las que asisten miles de personas interesadas. Todo lo demás en la web oficial, y el kit principal del EV3 que sale por unos 400 euros.

Beebot, la abejita perfecta para los más pequeños

Es poco habitual, pero también se puede enseñar robótica a los más pequeños del cole. En este caso hablamos de Bee-Bot, un robot con forma de abeja y muy sencillo que permite introducir a chavales de Educación Infantil en el mundo de la robótica, la programación y el pensamiento computacional.

En vez de ordenadores o tablets, todo lo tendremos en el mismo robot: unos pocos botones que los chavales deberán ir pulsando en un determinado orden. La ‘magia’ está en las alfombras, unos accesorios sobre los que se moverá Bee-Bot y que obligarán a los niños a ir cumpliendo misiones con determinados objetivos. Las hay de todos los tipos e incluso por aquí hemos hablado de algunas experiencias que usan Bee-Bot. Su precio es de aproximadamente unos 80 euros, con otros modelos con nuevas capacidades por precios superiores. Toda la información está en la página web oficial, donde nos dan recursos e ideas para su uso en el aula.

Ozobot Bit, pequeño y colorido

Imagina un robot que quepa en la palma de tu mano. ¿Ciencia-ficción? Ni mucho menos. Ozobot Bit tiene una altura de apenas 2,5 centímetros y la capacidad no sólo de moverse, también de detectar líneas o incluso escribir.

Podríamos decir que es una versión simple de un robot más tradicional, con movimientos y capacidades limitadas… pero suficientes para muchos. Es perfecto para seguir líneas y tiene accesorios con los que podemos programarlo para pintar las formas y figuras que deseemos; además es compatible con diversos lenguajes de programación y plataformas, con lo que podrás usarlo con tu portátil o tablet, y también con un lenguaje de bloques tipo Scratch. Su precio es de unos 70 euros, existiendo varios modelos cuyos detalles y funcionalidades (diferentes para cada uno de ellos) se encuentran en la web de Ozobot.

Aisoy1, para la inteligencia emocional

Pero el mundo de la robótica también puede tocar, y con excelentes resultados, todo lo relacionado con la Inteligencia Emocional, un campo al alza en los últimos años en el mundo de la educación. Aisoy1 tiene este objetivo, y para ello puede responder al usuario ante toques, caricias, gestos o palabras.

Es programable tanto en movimientos como sobre todo en todas estas respuestas, ya sea moviendo algunas partes de la cara o emitiendo sonidos. Aunque utilizan su propio lenguaje también tienen un lenguaje por bloques o lenguajes de texto, de alto nivel, pensados para estudiantes de edades más avanzadas. Existen versiones con y sin ruedas por unos 330 euros la más básica de ellas, todas ‘Made in Spain’.

Pleo, el ‘dino’ con sentimientos

Pleo es un robot-dinosaurio, y pensado para compañar a niños jóvenes —Infantil y, sobre todo, primeros ciclos de Primaria— en la experimentación y el aprendizaje. No se orienta tanto a la programación como otros, sino a la respuesta y a la interacción para que el usuario aprenda a cuidarlo.

Es completamente autónomo y sólo necesitaremos cargarlo de vez en cuando para sacarle el máximo partido,. Incluye una serie de accesorios para interactuar con él, como alimentos, ramas u otros objetos, y dispone de su propio catálogo de sentimientos con los que sentirse cansado o hambriento, entre otros. Existen varios modelos entre los 260 y los 500 euros, con diferentes características, posibilidades y colores, pero todos ellos con un nexo en común: la forma y la especialmente interesante personalidad y capacidad de respuesta.

Jibo, una inteligencia que aprende

Aún en desarrollo, pero a punto de saltar al mercado, Jibo quiere iniciar una nueva generación de robots con fines educativos: un robot que puede reaccionar ante los movimientos, palabras y actos del usuario, el menor que lo utiliza. Utiliza una serie de técnicas de aprendizaje avanzadas que le permiten aprender con cada nueva interacción, de forma que cuanto más lo utilicemos, mayor personalidad tendrá.

De esta forma, cada Jibo será diferente y tendrá un comportamiento distinto. El objetivo es que, dentro del ámbito educativo, pueda interaccionar con los alumnos de una forma única y adaptada a él, lo cual abre la puerta a utilizarlo en entornos de necesidades especiales; también dispone de la posibilidad de que cualquiera pueda programarlo para añadir nuevas características. Es, sin duda, uno de los grandes productos que están por venir, y que –salvo sorpresa– comenzará a venderse en los próximos meses. Te recomendamos visitar la web oficial del proyecto para conocer todos sus detalles.

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.