septiembre 25, 2018

Leyes y Ética de la Inteligencia Artificial

La Comisión Europea reunió a 52 expertos con los que se ha creado el nuevo Grupo de Alto Nivel sobre Inteligencia Artificial , que entre sus temas relacionados se encuentra la “ética de las personalidades artificiales”.

Isaac Asimov se convirtió en un visionario con las tres leyes de la robótica que plantea en sus libros. Ahora, la Comisión Europea (CE) busca sus propias leyes para regular el rápido avance que se está logrando en el campo de la inteligencia artificial (IA).

Para ello, la CE reunió a 52 expertos con los que se ha creado el nuevo Grupo de Alto Nivel sobre Inteligencia Artificial , que entre sus temas relacionados se encuentra la “ética de las personalidades artificiales”, con el objetivo de legislar al respecto para principios del 2020.

“Se busca que las personalidades artificiales tengan algo así como una religión robótica, un código ético interno que se añade al crear el software para que tenga unos mínimos éticos”, explican los juristas.

Este grupo busca legislar incluso en el ámbito militar, en el que plantearán “cinco reglas básicas” que los desarrolladores deberán aplicar a sus personalidades IA “sí o sí”, al mismo estilo de lo que hemos visto en la ciencia ficción.

LAS TRES LEYES Y LA ÉTICA ARTIFICIAL

Como se sabe, el profesor de bioquímica y escritor de ciencia ficción de origen ruso y nacionalizado estadounidense, Isaac Asimov, fue el primero en plantear una ética artificial para los robots en sus libros. La primera mención a las famosas tres leyes de la robótica apareció en el relato ‘Círculo vicioso’ (1942).

En este relato se planteaban tres leyes que toda inteligencia artificial debía cumplir:

1. Un robot no hará daño a un ser humano o, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
2. Un robot debe cumplir las órdenes dadas por los seres humanos, a excepción de aquellas que entrasen en conflicto con la primera ley.
3. Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección no entre en conflicto con la primera o con la segunda ley.

El principal problema que se tiene que resolver al hablar de robots e inteligencias artificiales es que estos deben tener la capacidad de aprender y ser entrenados. Esta capacidad ya se vio parcialmente desarrollada en algunas IA a cargo de Facebook o Microsoft, pero con resultados espeluznantemente inesperados.

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.