septiembre 21, 2017

Robots que ayudan a niños autistas

La Universidad de Pisa en Italia está desarrollando un proyecto en el que una autómata humanoide llamada Face enseña emociones y empatía a los niños con autismo.

Que los robots pueden ayudar a los humanos no lo duda nadie. Hay robots recepcionistas, robots que levantan de la cama a personas enfermas o robots que te limpian la casa, pero el punto débil de los robots son las emociones, es en lo que no pueden reemplazar a los humanos. Sin embargo en este caso, las máquinas pueden enseñar emociones a los humanos.

Resulta que los niños autistas tienen problemas para distinguir emociones y además es muy difícil enseñarles a aprender e interpretar estos sentimientos. El problema se presenta cuando otra persona quiere mostrarles las diferencias entre las distintas emociones. Es muy normal que los niños sientan rechazo ante esta situación. Y aquí es donde el papel de un robot humanoide puede ser fundamental porque puede enseñar esas emociones de forma neutra.

Este curioso proyecto se está llevando a cabo gracias al proyecto europeo EASEL de robótica humanoide en el Centro de Investigación Enrico Piaggo de la Universidad de Pisa junto con psicólogos de la Escuela Normal Superior de París.

Se hace a través de un software que recrea la cara del robot mostrándole al niño los distintos gestos que van acompañados de distintas emociones. Se le enseñan varios gestos para la misma emoción y el niño aprende por repetición.

La robótica avanza cada vez más para imitar las expresiones y sentimientos humanos y este es un claro ejemplo de ello.

Leave your comment

Please enter your name.
Please enter comment.
error: Content is protected !!